Cuando se practica pádel a un alto nivel, puede haber alguna carencia nutricional, al someter al cuerpo a un mayor consumo de energía y nutrientes, sumado con la sudoración excesiva por las condiciones ambientales en ciertos momentos. Por lo cual, si no se aportan los micronutrientes necesarios, hay mayor riesgo de sufrir un desgaste físico y mental, afectando al rendimiento deportivo.

Las necesidades nutricionales dependen de cada deportista, varían a través del tiempo y en función del estado fisiológico o patológico en el que se encuentre.

La alimentación tiene un papel muy importante en el rendimiento de los jugadores de pádel, una dieta bien programada basada en una ingesta adecuada de nutrientes puede ayudar a cubrir las necesidades, en cambio, una mala alimentación puede impedir alcanzar los objetivos deseados. Hay que prestar especial atención a la planificación nutricional del deportista, valorar si le hace falta una suplementación específica y ver cuál es el momento adecuado para tomarla.

Los micronutrientes (vitaminas y minerales) desempeñan un papel muy importante en la producción de energía, el mantenimiento de la masa ósea, la recuperación muscular y la regulación de todo el organismo.

En algunos casos el cuerpo no los puede fabricar por sí mismo, por lo tanto, hay que obtenerlos diariamente a través de la alimentación y tener un aporte extra cuando el consumo de alimentos es insuficiente o hay un alto desgaste físico o mental.

No hay que olvidar la importancia de estar bien hidratado, vital para el desarrollo de la actividad física intensa (entrenamientos y partidos intensos, temperaturas altas) y tener un buen rendimiento.

Dentro de las vitaminas más importantes en el deportista, las vitaminas del complejo B son necesarias para un óptimo mantenimiento de las funciones del organismo, buen estado del sistema nervioso, para la producción de energía (participan en el metabolismo de hidratos de carbono, lípidos y proteínas, transformándolos en energía), la formación de las proteínas musculares, disminuir el cansancio y la fatiga.

Las vitaminas del complejo B se pueden obtener a través de una alimentación variada con carne, pescado, huevos, espinacas, brócoli, legumbres, lácteos, patatas, plátano, vísceras (corazón, riñón e hígado), frutos secos… 

Otras vitaminas importantes para asegurar un buen rendimiento deportivo, son aquellas que actúan como antioxidantes; la vitamina C o la E. Ayudan a la protección de las células frente al daño oxidativo, ayudan a disminuir el cansancio y la fatiga, favorecen el funcionamiento normal del sistema inmunitario. También son importantes para los huesos, la piel y para que el cuerpo absorba el hierro. Deben ingerirse diariamente a través de naranjas, kiwi, pimientos verdes y rojos, fresas, brócoli, patata, perejil; en el caso de la vitamina C y la vitamina E a través de aceites vegetales como el de oliva, nueces, semillas, y vegetales de hojas verdes.

La vitamina D es fundamental para la absorción del calcio y para mantener en buen estado los nervios, músculos y el sistema inmunitario. El cuerpo la produce naturalmente tras la exposición solar y mediante alimentos como el salmón, sardinas, hígado o yema de huevo.

De los minerales implicados en el rendimiento deportivo, destacan el sodio y potasio, importantes en la contracción del músculo y el equilibrio electrolítico. El sodio, es el principal electrolito perdido en el sudor que debe reponerse mediante líquidos que contengan sodio, como bebidas para deportistas y soluciones de rehidratación oral, además de alimentos que contengan sal o bien añadida en la preparación de la comida post ejercicio. 

Otro mineral es el magnesio que contribuye al funcionamiento normal de los huesos y músculos.

No hay que olvidar el papel de las proteínas; los aminoácidos que componen las proteínas son necesarios para la fabricación y reparación del tejido muscular, además de ser elementos fundamentales para la síntesis de hormonas y enzimas que regulan el metabolismo y el sistema inmunológico. 

Junto con los hidratos de carbono (una combinación de carbohidratos de rápida y media absorción) que son la principal fuente de energía del músculo para evitar la fatiga y reducir o retrasar la aparición una disminución del rendimiento físico.

Un ejemplo de suplemento que ofrece Padelhit es XTRA-ENERGY, que aporta hidratos de carbono de rápida y mediana asimilación, minerales y vitaminas que ayudan a tener más energía durante el partido y a reducir el cansancio. 

Dentro de los suplementos que ayudan a mantener en buen estado los músculos y a la regeneración de las fibras musculares tras la práctica del pádel, Padelhit presenta MUSCUL-POST y ARTI-POST. MUSCUL-POST, por ejemplo, es muy completo, ya que aporta proteínas, hidratos de carbono, minerales, vitaminas y otros compuestos para reponer los depósitos y recuperarse después de los partidos.

suplementación deportiva para pádel
Pack Americana de Padelhit

Además, Padelhit incorpora en sus formulaciones sustancias como la GLUCOSAMINA O CONDROITINA, protectores de las articulaciones, la CURCUMINA, principio activo de la cúrcuma, con en efectos antiinflamatorios, mejora la función articular y un antioxidante muy potente o la ASHWAGANDHA, una planta adaptógena que ayuda a lidiar con el estrés, aumenta la energía y resistencia en deportistas y favorece los procesos de reparación y descanso.

Inmaculada Quintanilla Caballo

Farmacéutica y nutricionista en Clínica Ityos
Inmaculada Quintanilla Caballo

Últimas entradas por Inmaculada Quintanilla Caballo (ver todas)