El Valencia Open es historia. La novena prueba de la temporada World Padel Tour 2019 dio carpetazo al pádel hasta el próximo mes de agosto y, en categoría masculina, lo hizo con un torneo emocionante, épico y plagado de sorpresas que acabó coronando como campeones a Pablo Lima y Ale Galán.

Unos Ale Galán y Pablo Lima que llegaban para debutar como pareja. Tras haber compartido hasta el momento la pista con Juani Mieres y Fernando Belasteguín, la dupla hispano-brasileña comenzaba en el Valencia Open proyecto deportivo y lo iba a hacer de a mejor manera posible.

Y sería así, simplemente, porque harían un torneo para enmarcar. Cuando pudieron, demostraron un juego sólido, efectivo y agresivo que, seguro, les traerá muchos éxitos dentro del veinte por diez, pero además mostraron una faceta sufridora que, quizá, fue la clave del éxito final.

Galán y Lima eliminan a Paquito Navarro y Lebrón

Ale y Pablo salían por la parte alta del cuadro, la difícil, que les iba a medir con Ernesto Moreno y Gonzalo Rubio –octavos- y Rafa Méndez y Diego Ramos –cuartos- para plantarse en semifinales sin hacer mucho ruido y medirse a la que, sin duda, era la pareja del momento.

La cita del sábado les iba a enfrentar a Juan Lebrón y Paquito Navarro y aunque todo daba como favoritos a la pareja andaluza, la nueva unión iba a demostrar que si se cree, y se cree con más fuerza que nadie, se puede.

Una semifinal que tuvieron perdida, supieron darle la vuelta al encuentro cuando nadie podía pensar que estarían en la jornada del domingo. ¿Por qué? Porque el arrasador inicio de Paquito y Lebrón y el caminar del segundo set hacía presagiar una victoria indolora de la pareja dos. Pero no sería así.

En un encuentro tan épico como atípico, Galán y Lima daban la vuelta al marcador en el tercer set para certificar su primera final como pareja por 6-1, 5-7 y 1-6.

Tapia y Gadea, la pareja del torneo

Una final en la que se medirían a Silingo y Allemandi que, en semifinales, vencerían a la pareja del torneo: Tapia y Gadea. Sí, Tapia y Gadea. Otra pareja de reciente unión, y además esta temporal, que les confiere la vitola de coprotagonistas de este Valencia Open por méritos propios.

Porque Gadea y Tapia iban a comenzar  el torneo encendiendo la que, sin duda, sería la traca de la cita de la capital del Turia. En unos alocados octavos agrandaban la herida de los números uno, Sanyo y Maxi, eliminándoles con suma facilidad. Pero no sería el único acto heroico.

En cuartos, y ante la pareja siete del World Padel Tour, Tapia y Gadea iban a demostrar que lo suyo no era flor un día e iban a cercenar las esperanzas de semifinales de Cristian Gutiérrez y Luciano Capra con un encuentro perfecto en el fondo y la forma.

Estaban en semifinales contra todo pronóstico, pero ahí se acabaría la gasolina. Allemandi y Silingo, que venían de hacer un torneo sublime, iban a demostrar más tablas para acceder a su segunda final World Padel Tour después de la lograda en el Buenos Aires Master del curso pasado.

La gran final de Lima y Galán

Y con todo, la final menos previsible de la temporada estaba servida en el Valencia Open. Dos nuevas parejas que, en silencia, se habían colado en la cita del domingo para aspirar a su primer título del año.

Y este sería para Galán y Lima. La pareja Adeslas supo aguantar la mejor versión de Silingo y Allemandi que, por momentos, plasmaron sobre el tapete un pádel perfecto donde la defensa y el contraataque hicieron polvo a sus rivales.

Pero al final, cuando las cosas se pusieron tensas, no pudieron remachar. Dejaron con vida a Galán y Mieres y lo pagaron. Como Paquito y Lebrón en semis. Dieron la vuelta al marcador en el segundo parcial y se lanzaron a por el título en el tercero. Por un resultado final de 76-7, 7-5 y 6-3 Galán y Lima lograban el título de campeones del Valencia Open en su primer torneo juntos. Un debut soñado y que les pone el listón muy, muy alto.

Alberto Bote