No hay quien pueda con ellos. Ale Galán y Pablo Lima atraviesan un momento dorado desde que decidieran unir sus caminos para emprender un nuevo proyecto deportivo y en el Mijas Open han firmado su segundo título consecutivo en dos torneos disputados como pareja.

Porque Galán y Lima son, a día de hoy, la pareja más en forma del Circuito. La dupla hispano-brasileña emanaba emoción e incertidumbre a partes iguales cuando se conoció su unión para la segunda parte de la temporada World Padel Tour, pero la realidad les ha colocado en su sitio. El triunfo.

Unos Galán y Lima que han demostrado haber ensamblado sus juegos mucho antes de lo que cabía esperar. Ambos han sabido potenciar lo mejor del otro para lograr una sincronía rara vez vista en una pareja de nuevo cuño y que entremezcla a partes iguales regularidad con efectividad.

Porque no lo tendrían fácil. Como ya ocurriera en el Valencia Open, la pareja Adeslas iba a tener cruces de alta complicación que encontrarían su culmen en semifinales. Otra vez la cita del sábado les emparejaba con Paquito Navarro y Juan Lebrón que, además, llegaban con ganas de venganza tras haber caído en las semifinales de la capital del Turia cuando tenían todo de cara para sumar una nueva final.

Pero no sería así. Si en Valencia Paquito y Lebrón se desconectaron y dejaron entrar en el partido a unos perdidos Galán y Lima, en el Mijas Open fueron Galán y Lima los que llevaron el peso del partido con un plan de juego estudiado que pasaba por alejar a sus rivales de la red y provocar el error de Lebrón desde el fondo de pista. Y así sería.

Ale se mantuvo firme, rápido y dinámico en red buscando tapar el centro para provocar el caos en sus rivales mientras que Lima, desde el fondo, urdía una tela de araña jugando por bajo a unos rivales que cuando el juego es aéreo se muestran intratables.

Sería el tie-break de la primera manga el que marcaría el devenir del partido pues, con ventaja en el marcador, Paquito y Lebrón no supieron mantener la brecha y cedieron la manga, primero, y el partido, después, ante unos motivados Galán y Lima.

Superada las semifinales, por delante tenían una final indescifrable. Y sería así porque del otro lado estarían unos sorpresivos Coki Nieto y Javi Rico. La joven pareja española había ido eliminando a todas y cada una de las parejas –Stupaczuk-Mati, Moyano-Belluati y Pieñeiro-Ruiz- que se habían cruzado en su camino gracias a un juego sólido y esforzado en lo defensivo y fino y sorprendente en lo ofensivo.

Una final que pudo caer de cualquier lado y que encumbró a ambas parejas. Acabarían triunfando Galán y Lima, pero la final refrendó lo conseguido por unos nieto y Rico que se han ganado la admiración del planeta pádel.

La victoria de Pablo y Ale comenzó a forjarse tras un perfecto tie-break en la primera manga que les permitió evitar sustos de incalculables consecuencias y acabó certificándose con una oportuna rotura cuando el segundo set caminaba por sus juegos definitivos.

Un título del Mijas Open que supone el dos de Galán y Lima y que les afianza como la pareja tres del Circuito y, a día de hoy, única alternativa real y, parece que regular, a los grandes dominadores del curso.

Alberto Bote

Periodista especializado en pádel. La Dormilona, de Diario AS, Padel World Press y Colaborador en Padelhit by Bela.
Alberto Bote

Últimas entradas por Alberto Bote (ver todas)