Después de la pala, la pelota de pádel será el accesorio más determinante para tu juego. Por eso, es importante tener en cuenta factores como la presión o los materiales que la conforman, así como saber elegir la marca y modelo correctos para ti.

Tipos de pelotas de pádel

A pesar de que las pelotas HEAD coronan las marcas populares, por estar vinculadas a la World Padel Tour desde hace ya más de 5 temporadas, no constituyen nuestra única opción a la hora de elegir pelotas de pádel.

La calidad y el estado de la pelota de pádel son muy importantes a la hora de enfrentarse en un partido. Si nos hemos inscrito a un torneo, lo habitual será que los organizadores proporcionen las bolas, pero si se trata de un peloteo amistoso o de un partido común, seremos nosotros los encargados de elegir la pelota de pádel que mejor se ajuste a nuestro juego.

En primer lugar, cabe destacar las características principales de las bolas de pádel: el tipo y estado del fieltro y su durabilidad en cuanto a mantenimiento de la presión y bote. Como principio, debemos de tener en cuenta que un menor pelaje permitirá ganar velocidad en el juego, mientras que si lo llevamos al extremo estaremos reduciendo mucho la resistencia de la pelota a los golpes. Por eso, para jugadores amateur – en la WPT la pelota se cambia la primera vez cada 9 juegos y la segunda cada 11- se considera que una bola presenta una buena durabilidad si resiste entre 3 y 4 partidos.

Diferencias con las pelotas de tenis

Aunque, a falta de la pelota reglamentaria, algunos hacen uso de las bolas de tenis para jugar al pádel, es importante conocer las diferencias que hacen de la pelota de pádel un elemento esencial para este juego.

La principal característica que diferencia a las pelotas de pádel de sus hermanas es la presión. Estas tienen 0,06 atmósferas menos que las utilizadas en el tenis. Esto proporciona un juego más lento, para que los jugadores aprovechen mejor el tiempo de rebote con paredes y suelo.

Además, estas son ligeramente más pesadas y cuentan con una menor altura de rebote y un diámetro más reducido que las utilizadas en el tenis. Todo ello, junto a la habilidad de los jugadores y el factor social del pádel, proporcionan un carácter único a este deporte que cada día suma más aficionados.

Mejores marcas

HEAD | Padel | Padel Pro

HEAD Padel Pro

No cabe duda de que la apuesta oficial de la World Padel Tour 2019 – y la de los últimos años- los modelos HEAD Padel Pro y Pro S, han colocado la marca entre las preferidas por jugadores tanto amateur como profesionales. Su calidad de bote, precisión y durabilidad hacen de ellas una apuesta segura. Además, desde que en 2017 lanzaron el modelo Pro S, ligeramente más veloz, muchos no abren miras más allá de esta marca.

HEAD Padel

Una opción perfecta para mantener la calidad de la marca HEAD a un precio más asequible. Ofrece un mayor control con respecto a su subcategoría Pro y también está homologada por la Federación Española de Pádel.

Bullpadel | Gold | Premium Pro

Otra de las marcas más profesionales del mercado y muy conocida por el boca a boca, lo que ya marca la calidad del producto. Se trata de una bola que, con muy poca potencia, gana mucha aceleración, por lo que no está indicada para aquellos que no controlan bien la fuerza todavía. Bullpadel ofrece pelotas de juego rápido y dinámico de unos 3-4 juegos de duración a nivel amateur. Entre ellas, tenemos la Bullpadel Gold, y la Bullpadel Premium Pro, la primera en su gama más alta y la segunda con una mayor índice de durabilidad.

Wilson | Padel Rush 100

Estas pelotas de renombre pertenecen a una marca conocida por cuidar tanto su línea de productos de alta gama, como por crear accesorios de calidad a precios más ajustados para aquellos que quieren probar a jugar con sensaciones de primera categoría.

Sus Padel Rush 100 son perfectas para los que valoran una relación calidad-precio adecuada y que, sin obsesionarles excesivamente el nivel de juego, cuentan con un control suficiente para domar a una pelota más rápida de lo normal. Una opción perfecta para los que están deseando aportarle un poco más de dinamismo a sus partidos.

Slazenger | Padel Max

Las pelotas de pádel de Slazenger tienen poco que envidiar a la pelota oficial del torneo de Wimbledon, de la misma marca. Son perfectas para quienes quieran ir escalando de a poco en dinamismo y derrochen potencia. Las Padel Max de Slazenger apenas se deforman ante los golpes más agresivos, por lo que es la elección número uno para los que disfrutan de cambiar de estilo durante el juego.

Dunlop | Padel Dunlop Pro

No podía faltar la primera marca en desarrollar una pelota específica para pádel, allá por principios de los 90. De entre los varios modelos de pelota con los que cuenta la marca, diseñados para cubrir las necesidades de cada jugador, circuito profesional o escuela, queremos destacar la Dunlop Pro, homologada por la Federación Internacional de Pádel.

De carácter más vivo y rápido que la Dunlop Padel, la línea Pro ofrece una buena durabilidad, para los que quieran jugar más de tres partidos con una misma bola sin notar apenas la diferencia.

Patricia Charro Herrera