Después de un par de años de jugar al pádel con los amigos y varios torneos acumulados, muchos nos creemos Belasteguín. Sin embargo, basta que nos enfrentemos a una pareja claramente superior en técnica para que se nos desinfle el ego. Bien, aquí van algunos consejos para no frustrarse durante un partido de pádel con rivales superiores y sacar lo mejor de él:

1. Analizad el juego de vuestros rivales

Ten en cuenta que la dupla de enfrente sabrá enseguida que su juego es superior y no mostrará demasiada intensidad. Es vuestro momento para analizar sus fortalezas y puntos débiles. Puede ser que uno de los jugadores no responda del todo bien a una recepción en concreto o que entre ellos no tengan una correcta comunicación para alcanzar las bolas en medio de la pista. Estaos atentos para buscar una ventana de aire entre su juego y el vuestro; siempre suele haberla pero requerirá de toda vuestra concentración.

2. Marcaos objetivos claros y centraos en ellos

Si ya tenéis claro que es muy poco probable que ganéis el partido, podéis marcaros otros objetivos que para vosotros supongan una victoria interna. Por ejemplo: si vuestro rival tiende a recurrir a los remates o si suele marcar puntos siempre desde arriba, intentad romperles esa barrera en la que se sienten tan cómodos. Estarán ganando ellos en intensidad de juego y vosotros en objetivos.

3.Calentad antes de enfrentaros y probad a observar su juego

Independientemente de a quién te enfrentes, siempre deberías llegar antes y tener la oportunidad de pelotear con un compañero de forma previa al partido. Si estás en un torneo y has tenido la suerte de finalizar tu anterior partido antes que tus próximos contrincantes, siéntate y observa su juego desde fuera. Te ayudará a ganar tiempo de análisis en el primer juego y tendrás los objetivos más claros.

4. Id a por todo pero dejadlos fríos

Cuando ya sabes que el otro lado de la pista es muy superior en técnica, lo mejor es recurrir a estrategias diferentes para romperles la seguridad. Si quieres saber cómo jugar bien al pádel frente a rivales superiores, ante todo, aporta siempre el máximo de tu juego, pero hazlo añadiendo, por ejemplo, pausas largas entre puntos para dejarlos fríos y romperles la dinámica de juego. Debéis intentar que no se sientan tan cómodos sobre la pista e ir minándolos punto a punto, no necesariamente en marcador, pero sí en frustración o tensión de juego.

Intercalad estrategias

Lanzad un globo profundo y que suba solo uno de vosotros para hacer dudar al rival sobre su próximo golpe; intenta evitar lanzar globos que puedan ser recibidos por un contrincante que acumule gran cantidad de puntos en sus remates; si al del revés se le complican las bolas bajas en su revés, céntrate en ellas…

5. Sed impredecibles, cuidado con la agresividad y no perdáis la concentración 

Dadle forma a vuestros puntos fuertes con una intensidad de juego muy alta, pero no caigáis en la misma dinámica de juego que os suele hacer ganar cada partido. Si vuestro objetivo es acercar el marcador, vais a tener que intercalar diferentes estrategias, sin por ello perder la concentración ni la confianza en vuestro juego.

A nivel individual, juega agresivo, pero no pierdas el control de tus golpes en ningún momento o les estarás dejando claro que tienes miedo y estás llevándote al límite. En un partido de pádel con rivales superiores, estos sabrán que, pronto, aflojarás el juego y podrán tomar el control de la pista. Si tienes miedo a perder las fuerzas a lo largo del juego, no te olvides de comer adecuadamente, llevar contigo uno dos sobres de gel energético y agua para reponer fuerzas.

Por último, si habéis agotado todos nuestros consejos y toda la energía, pero no habéis podido haceros con la victoria, no os desesperéis. Ahora conocéis mejor vuestros puntos débiles y podréis defenderlos mejor en caso de enfrentaros a una pareja de menor nivel que, como vosotros, se presente decidida a ganar.

Patricia Charro Herrera

Periodista y consultora de comunicación. Colaboradora en Padelhit by Bela y El País Retina.
Patricia Charro Herrera

Últimas entradas por Patricia Charro Herrera (ver todas)